Cuaderno de la Gerencia Responsable y Sostenible

noviembre 14, 2008

RC, una tabla de salvación en la crisis

En la crisis actual se vaticina que algunas empresas que se dicen hacer Responsabilidad Corporativa dejarán de hacerlo. Empresas que asumen la Responsabilidad Corporativa como un gasto y no como una inversión, al entender la Responsabilidad Corporativa exclusivamente como filantropía. Es decir, la empresa desde un enfoque purista de la acción empresarial se siente obligada moralmente a devolver a la sociedad parte de los recursos que de ésta recibe, a través de acciones benéficas. Existen otras empresas, que asumen sus costes en su presupuesto de marketing. Utilizan la Responsabilidad Corporativa como maquillaje de su quehacer y acallar así, presiones de sus grupos de interés. Para quienes trabajamos en el tema, que esto suceda no nos quita el sueño. La Responsabilidad Corporativa que esperamos de las organizaciones es la que se percibe como un medio para alcanzar intereses más amplios, fundamento ético de la visión antropológica de la empresa.

La Responsabilidad Corporativa en su estricto sentido. La estrategia empresarial que respeta los derechos reconocidos por los mercados en los que opera y los valores de la sociedad con la que interactúa, alineando los intereses empresariales a los de sus grupos de interés en una relación de beneficios mutuos. Está sin duda se fortalecerá en tiempos de crisis. Error táctico, sería que no.

En la crisis actual es cuando más se va a requerir la Responsabilidad Corporativa como tabla de salvación. La Responsabilidad Corporativa es un factor más de competitividad si se gestiona articulado con la estrategia del negocio, como lo asegura Michael Porter. En momentos de crisis, activos intangibles como el capital relacional, reputacional y humano de la empresa serán determinantes para la supervivencia de los negocios. Ahora, más que ayer se reclama transparencia, responsabilidad, se anhela recuperar la confianza. La empresa como sistema en red será resistente en la medida que su capital reputacional y relacional le permita retener y ampliar su red de accionistas, empleados, proveedores, contratistas, consumidores y socios estratégicos.

Una encuesta realizada por “Personnel Decisions International -(PDI)” entre 530 profesionales de 34 países diferentes, arrojo que las empresas en estos momentos están acelerando sus estrategias de retención de talento a sus empleados “claves” porque es allí donde tienen en buena parte su valor competitivo. Los empleados por su lado anhelan seguridad en sus puestos de trabajo y en sus condiciones laborales. La seguridad se da en la medida que los empleados tengan confianza del actuar responsable de las empresas en estos momentos, que les de tranquilidad que no serán ellos los primeros que se verán afectados con medida de recortes de gastos y de incentivos. Por el contrario, que cualquier estrategia de minimización de costes serán tenidas en cuenta sus necesidades y expectativas legitimas. Son en estos momentos, cuando la competencia que éste más fortalecida podrá ir por el talento humano más capacitado.

Si queremos salir airosos de esta crisis y fortalecidos, la Responsabilidad Corporativa no sólo deberá ser apropiada por las empresas sino por todas las organizaciones. De allí que en este blog siempre me referiré a Responsabilidad Corporativa y no Responsabilidad Empresarial. Al entender que la Responsabilidad Empresarial es sólo una parte de la corporativa. La Responsabilidad Corporativa cobija a todas las organizaciones: públicas, privadas, mixtas y del tercer sector. La Responsabilidad Corporativa es un compromiso ético de todos. Lamentablemente hoy, muchos malinterpretan o desconocen qué es la Responsabilidad Corporativa y sus alcances. Cambiar esto, es uno de los objetivos de este blog.

Anuncios

2 comentarios »

  1. Cerca de uno de cada 10 dólares de activos bajo gerencia en los EE.UU.(apróximadamente 2.3 trillones de dólares), se están invirtiendo en empresas que están en la “cima” en responsabilidad corporativa. Significa que dichas empresas superarán a las que no entablen diálogo con su entorno sobre cuál es la mejor forma de empezar y desarrollar su práctica de responsabilidad corporativa.

    Comentario por Vilma Cortés-Mercado — noviembre 15, 2008 @ 1:29 am

  2. Querida Vilma, es así como lo indicas. Las empresas serán competitivas en la medida que gestionen todos los riesgos a los que se ven expuestos y aprovechen todas las oportunidades de su entorno. De esa manera las posibilidades de ser sostenibles en el tiempo se multiplican. Muchas empresas así lo han entendido.

    Comentario por Piedad Rojas — noviembre 17, 2008 @ 8:51 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: