Cuaderno de la Gerencia Responsable y Sostenible

julio 6, 2010

Liderazgo R&S

Filed under: Valores empresariales — Piedad Rojas @ 3:04 pm

En este blog es recurrente abordar el tema de liderazgo responsable, de forma implícita o explicita. No es intencional, ahora auto – reflexionando, pero necesario si el tema central es la gerencia a la luz de principios de responsabilidad social y sostenibilidad. No es viable una gerencia de esta índole si quién lidera no está  comprometido (a) con unos valores éticos y de respeto e inclusión a las partes interesadas.

En las últimas décadas se ha reforzado por algunos grupos de presión que este es un deber ético del sector empresarial para su legitimidad social. No obstante, muchos somos los que pensamos que es un deber de toda organización y de sus lideres.  El sector público y tercer sector están llamados por la escencia de su quehacer a velar porque esta filosofía haga parte de su adn organizacional. En estos sectores, la responsabilidad social de la gerencia se ve en términos de transparencia en los procesos, procedimientos y rendición de cuentas; diálogo y capacidad de respuesta a grupos de interés; e impacto y eficiencia en los resultados económicos sociales y ambientales. En el sector empresarial de articulación de las necesidades y expectativas de sus grupos de interés a la estrategia de negocio.

La responsabilidad social organizacional entendida como un atributo de una persona jurídica. De allí la importancia, que los gerentes y líderes de las organizaciones tengan determinados valores que permitan que a su vez hagan parte de la cultura organizacional. De nada sirve tener líderes éticos si las prácticas organizacionales distan de este ideario. Es el momento, de decidir por líderes con conocimiento, idoneidad, experiencia, que además demuestren una coherencia y consistencia en su vida profesional. Esa es y deber ser la apuesta por la sostenibilidad: lideres integrales.

Algunas Universidades han tomado como suya estas banderas, contribuir a formar a lideres con competencias Siglo XXI. No todos serán llamados a liderar procesos al interior de una organización, no obstante habrá otros que contribuirán como agentes externos para que se den las transformaciones organizacionales. Son estos los ciudadanos que ejercen su control social con criterios éticos y los consumidores comprometidos con el comercio justo y responsable.

Anuncios

febrero 7, 2009

Fallo histórico

interculturalidad3

Con los empresarios suelo notar qué cuando hago referencia al deber legal, pero sobre todo ético, de qué en el negocio se tomen las medidas necesarias para que se garantice el respeto por los derechos humanos y de trabajo, la respuesta tacita en sus rostros es qué sobra mi comentario ya que es un punto de partida incuestionable que se respeta al interior de sus empresas. Luego, cuando comienzo a hacer preguntas sencillas relacionadas con las condiciones de trabajo seguras y saludables, las condiciones de selección de personal, mecanismos adecuados y confiables para la verificación de la edad de sus empleados, la libertad de asociación sindical, entre otros ejemplos, comienzo a notar como escriben notas. Ya no era todo tan obvio. Los derechos humanos y laborales no son un declaración de buenas intenciones y si queremos que nuestra empresa actúe de forma responsable hay que intencionalmente velar para que en las políticas, procesos y procedimientos no se vulneren estos derechos.

En el día de ayer, en Colombia,  se profirió un fallo histórico, puesto que es la primera vez en que un ente de la Justicia ordena pagar una indemnización millonaria para proteger el derecho a la igualdad y el principio de no discriminación racial, violentado por dos discotecas que prohibieron el acceso a su establecimiento a dos personas afroamericanas. Este precedente seguro será el primero de muchos que podrán darse en cuanto a la violación de derechos humanos y laborales se trata.

A las empresas un llamado a la reflexión sobre su actuar responsable y a establecer correctivos donde de lugar.  Hoy,  podemos ver este hecho como menor. Seguramente una revisión histórica en el futuro lo mostrará como un punto de partida definitivo para avanzar en el derecho de igualdad de todos los ciudadanos, indistintamente  cual fuese su raza, color, sexo, religión, opinión política, ascendencia nacional u origen social.

diciembre 16, 2008

RSC.-Tesco, Kellogg’s, Eli Lilly, Samsung y Toyota, Premios a las Peores Empresas de 2008 de Consumers International

Filed under: Ética empresarial,Responsabilidad Corporativa — Piedad Rojas @ 9:24 am

premio1Ep Europa Esspress presenta el siguiente artículo para compartir con Ustedes “Tesco, Kellogg’s, Eli Lilly, Samsung y Toyota fueron elegidas hoy como las Peores Empresas de 2008 por la federación de organizaciones de consumidores Consumers International (CI) que todos los años otorga unos premios en los que denuncia a las compañías que han destacado por el abuso de los derechos de los consumidores.
Según explicaron los organizadores, las nominaciones son propuestas por organizaciones miembros de CI, así como el personal de CI y terceros invitados a participar. Luego, un jurado compuesto por la secretaría de CI y expertos de organizaciones de CI, selecciona a las empresas ganadoras mediante un criterio que “no pretende ser ni científica ni exhaustiva”, sino que se “fundamenta en los méritos relativos de las propuestas”.
En cuanto a los ganadores de este año, CI ha otorgado el ‘Premio del Mazo’ a Tesco por “silenciar las críticas” de tres periodistas tailandeses que denunciaron los planes de expansión de la empresa británica mediante “multimillonarias demandas”. En un sólo año, Tesco ha abierto 106 tiendas en el país asiático, por lo que, para CI, existe “una preocupación justificada” por el efecto de esta expansión sobre las pequeñas empresas locales y la posibilidad de elegir de los consumidores.
Por su parte, Kellogg’s ha sido el ganador de la categoría ‘Premio al Peligro Obvio’ por comercializar dulces que imitan bloques Lego, y tratar de “sacar provecho de la predilección de los niños por esos bloques”. “Aunque los adultos y niños que disciernen notarán la diferencia, ¿valdrá la pena arriesgar que un niño pequeño confunda al bloque real con la deliciosa golosina?”, se preguntan los consumidores.
En la categoría ‘Premio a la Sobredosis de Promoción’, la farmacéutica Eli Lilly ha sido la ganadora por “comercialización desenfrenada y por transgredir reiteradamente las regulaciones del mercado” con su medicamento contra la disfunción eréctil, Cialis. En octubre de este año la autoridad que controla a la industria farmacéutica en el Reino Unido (RU) censuró a Lilly por no ofrecer información adecuada sobre los efectos secundarios de Cialis en su promoción por internet y en consultorios.
Por último, Samsung y Toyota han recibido el ‘Premio a la Actividad Suplementaria’ y el ‘Premio al Lavado Verde’, respectivamente, por “vender tanques, además de televisores”, en el primer caso, y por su impacto ambiental, que entra en contradicción con su política de comunicación, en la segunda”

noviembre 24, 2008

Ética Corporativa y Comercio Justo

Filed under: Ética empresarial,Responsabilidad Corporativa — Piedad Rojas @ 8:24 pm
Tags:

 

“Una conciencia social global es una de las mayores tendencias que han surgido en la última década” señala Amilcar Pérez, Vicepresidente de Marketing para  América Latina de la compañía. Un estudio reciente de esta empresa sobre Ética Corporativa y Comercio Justo, hecha en colaboración con el Instituto de Cambio Ambiental de la Universidad de Oxford demuestra que los consumidores son influenciados en su decisión de compra, por la información que reciben sobre el  impacto de los productos en las condiciones laborales de los trabajadores/as que hacen parte del proceso de producción y en  el medio ambiente.Así como los consumidores, en los empleados/as también influyen estas variables. Un estudio de desarrollado por PricewaterHouseCoopers (PwC) arroja que el 86,9% de los recién titulados afirma que tratará de trabajar en una empresa con la que se identifique en lo referente a los valores de R&S. Empresarios, a tomarnos en serio este tema y a ponernos a tono con las necesidades y expectativas de los jóvenes “de la generación del milenio”, nacidos después de 1980. Ellos, queramos o no, reflejan cambios de prioridades con respecto a sus antecesores.

noviembre 21, 2008

RC del 1.700

 

Hoy  complementaré unos de mis post anterior. Allí me refería a la Teoría de Adam Smith: el interés propio es lo que promueve el bienestar social. Rafael Domínguez Martín  en su artículo “la Responsabilidad Social Global Empresarial: el sector privado y la lucha contra la pobreza” complementa la reflexión  sobre la interpretación de su afirmación. Señala que  contrario a lo que muchos piensan, el amor propio de Adam Smith como motivación fundamental en los negocios, no opera en el vacío moral. En sus palabras,  “para Smith, la reputación (el deseo de aprobación social) importa porque suscita la simpatía del «motivo del agente» y la «gratitud de quienes ha cosechado el beneficio de sus acciones», según unas reglas generales basadas en el «sentido moral» (una especie de sentido reflejo), y también porque las acciones respetables «tienden a promover la felicidad del individuo o la sociedad» por aumento de la eficiencia”. Claramente se está refiriendo a la Teoría de los Sentimientos Morales  de 1759.

 

Desde entonces la visión del negocio como medio de creación de riqueza para un grupo más amplio que los accionistas era sugerida e implementada. Ejemplo de ello, el industrial Robert Owen (1771-1858), citado en el mismo artículo. Entre 1797 y 1814, Owen fue gerente de la fábrica textil más grande de Gran Bretaña, en New Lanark, una empresa de casi 2.000 obreros, una cuarta parte de los cuales eran menores de edad procedentes de los orfanatos de Edimburgo y del cercano Glasgow, que empezaban a trabajar a los cinco o seis años. Durante ese período la fábrica obtuvo una RENTABILIDAD NETA DEL 15% del capital invertido. En 1814, Owen consiguió deshacerse de sus incómodos socios, que le habían contratado como el ejecutivo mejor pagado del país, y dio entrada a algunos accionistas como Bentham y otros filántropos y reformadores sociales para continuar poniendo en práctica sus ideas, esta vez sin ataduras. Owen erradicó el trabajo de los menores de 10 años, disminuyó la duración de la jornada de los adultos a 10.30 horas (frente a las 13 o 14 de la competencia), elevó los salarios, creó un seguro de desempleo (durante la crisis algodonera de 1806 ya había seguido pagando los jornales), construyó viviendas higiénicas para los trabajadores, les dio atención médica, e invirtió en infraestructuras básicas y en una escuela de educación infantil y primaria, todo lo cual reportó un AUMENTO DE LOS BENEFICIOS DE LA EMPRESA, EN UN 50% ANUAL, Y LA COMUNIDAD.

 

 

noviembre 14, 2008

RC, una tabla de salvación en la crisis

En la crisis actual se vaticina que algunas empresas que se dicen hacer Responsabilidad Corporativa dejarán de hacerlo. Empresas que asumen la Responsabilidad Corporativa como un gasto y no como una inversión, al entender la Responsabilidad Corporativa exclusivamente como filantropía. Es decir, la empresa desde un enfoque purista de la acción empresarial se siente obligada moralmente a devolver a la sociedad parte de los recursos que de ésta recibe, a través de acciones benéficas. Existen otras empresas, que asumen sus costes en su presupuesto de marketing. Utilizan la Responsabilidad Corporativa como maquillaje de su quehacer y acallar así, presiones de sus grupos de interés. Para quienes trabajamos en el tema, que esto suceda no nos quita el sueño. La Responsabilidad Corporativa que esperamos de las organizaciones es la que se percibe como un medio para alcanzar intereses más amplios, fundamento ético de la visión antropológica de la empresa.

La Responsabilidad Corporativa en su estricto sentido. La estrategia empresarial que respeta los derechos reconocidos por los mercados en los que opera y los valores de la sociedad con la que interactúa, alineando los intereses empresariales a los de sus grupos de interés en una relación de beneficios mutuos. Está sin duda se fortalecerá en tiempos de crisis. Error táctico, sería que no.

En la crisis actual es cuando más se va a requerir la Responsabilidad Corporativa como tabla de salvación. La Responsabilidad Corporativa es un factor más de competitividad si se gestiona articulado con la estrategia del negocio, como lo asegura Michael Porter. En momentos de crisis, activos intangibles como el capital relacional, reputacional y humano de la empresa serán determinantes para la supervivencia de los negocios. Ahora, más que ayer se reclama transparencia, responsabilidad, se anhela recuperar la confianza. La empresa como sistema en red será resistente en la medida que su capital reputacional y relacional le permita retener y ampliar su red de accionistas, empleados, proveedores, contratistas, consumidores y socios estratégicos.

Una encuesta realizada por “Personnel Decisions International -(PDI)” entre 530 profesionales de 34 países diferentes, arrojo que las empresas en estos momentos están acelerando sus estrategias de retención de talento a sus empleados “claves” porque es allí donde tienen en buena parte su valor competitivo. Los empleados por su lado anhelan seguridad en sus puestos de trabajo y en sus condiciones laborales. La seguridad se da en la medida que los empleados tengan confianza del actuar responsable de las empresas en estos momentos, que les de tranquilidad que no serán ellos los primeros que se verán afectados con medida de recortes de gastos y de incentivos. Por el contrario, que cualquier estrategia de minimización de costes serán tenidas en cuenta sus necesidades y expectativas legitimas. Son en estos momentos, cuando la competencia que éste más fortalecida podrá ir por el talento humano más capacitado.

Si queremos salir airosos de esta crisis y fortalecidos, la Responsabilidad Corporativa no sólo deberá ser apropiada por las empresas sino por todas las organizaciones. De allí que en este blog siempre me referiré a Responsabilidad Corporativa y no Responsabilidad Empresarial. Al entender que la Responsabilidad Empresarial es sólo una parte de la corporativa. La Responsabilidad Corporativa cobija a todas las organizaciones: públicas, privadas, mixtas y del tercer sector. La Responsabilidad Corporativa es un compromiso ético de todos. Lamentablemente hoy, muchos malinterpretan o desconocen qué es la Responsabilidad Corporativa y sus alcances. Cambiar esto, es uno de los objetivos de este blog.

noviembre 12, 2008

Una oportunidad para el cambio

Filed under: Ética empresarial — Piedad Rojas @ 3:07 pm
Tags:

Una vez más se ratifica que no todo tiempo pasado fue mejor.  La actual crisis financiera ha despertado conciencia de esto. No hay confianza.  Para muchos, la banca ha sido manipulada al antojo de algunos pocos.  Al final, somos todos quienes hemos perdido. Ahora, habrá que aprender de los errores: los externos, los nuestros. Encontrar las causas del por qué hemos llegamos aquí. Reflexionar. Y como el ave fénix, renovarse. Nuevos momentos demandan un nuevo discurso .

Tres de cada cuatro compañías se enfrentan ante la eventual amenaza de su extinción. Lo señala la Consultora Brain & Company de un análisis de los datos de los últimos diez años de las firmas que conforman el índice Fortune 500. Ahora, tras la crisis financiera, la amenaza es mayor.

La crisis financiera, explicada con humor.

noviembre 10, 2008

Ética empresarial

Filed under: Ética empresarial,Responsabilidad Corporativa — Piedad Rojas @ 9:07 pm
Tags:

 

 

Una de las razones para que la R&S esté en boga, es la inviabilidad del modelo de gestión clásica de empresa frente a sus cada vez más difusas fronteras. Los nuevos retos los impone la globalización, el cambio en los mercados sustentado por las tecnologías de la comunicación, la tercerización de servicios, y la presión de los grupos de interés que rodean a las empresas: estos grupos son cada vez con más conscientes de la influencia que tienen en la sostenibilidad de las compañías, y por lo tanto en su toma de decisiones, y hacen que existan nuevas reglas de juego.

Hoy, el mercado está exigiendo una visión sistémica del negocio y unos mínimos éticos que van más allá de los que establece los “contratos sociales” de cada país y sus legislaciones vigentes. Están en auge valores supra nacionales como la solidaridad, la transparencia, la confianza,  determinantes para los consumidores, clientes, empleados, potenciales socios comerciales y estratégicos. Y el resultado es el incremento de organismos internacionales que exhortan a las empresas a comprometerse con principios y valores asociados a la R&S.

 

 

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.